Protege tu información

El robo de identidad sucede cuando alguien roba tu información personal para abrir cuentas y hacer transacciones no autorizadas en tu nombre.


Técnicas utilizadas para robar información

Phishing y correos falsos

Correos electrónicos que dicen provenir de empresas reconocidas y que te llevan a sitios web falsos y te solicitan información personal. Más información sobre el phishing y cómo evitar caer en el engaño.

Buscar en la basura

Algunos delincuentes incluso buscan estados de cuenta o números de tarjetas de crédito en la basura. La mejor forma de mantenerse tu seguridad es cortando tus tarjetas y triturando tus documentos antes de tirarlos a la basura.

Estados de cuenta bancarios

Los delincuentes también revisan los buzones físicos de correo postal si no están vigilados o no están cerrados con llave. Esta técnica es más limpia y más rápida que buscar en la basura. Si tu buzón de correo no es seguro, considera cambiarte a los estados de cuenta en línea para tu cuenta bancaria y tarjetas de crédito.

Escuchar a escondidas

Otra de las técnicas que los delincuentes utilizan es escuchar tus conversaciones para obtener información confidencial que puedan usar para robarte tu identidad. Presta atención y revisa quién puede estar escuchando. Cubre con tu mano el teclado numérico en cajeros automáticos al ingresar el NIP y presta especial atención cuando hables sobre información financiera en público.


Cómo evitar el robo de identidad

1. Protege tu información, tanto en línea como física


No reutilices las contraseñas. Utiliza contraseñas seguras y exclusivas para cada cuenta importante, ya que es la forma más fácil y más eficaz de prevenir el robo de identidad. Usa una combinación de mayúsculas y minúsculas con símbolos y crea contraseñas exclusivas para cada una de tus cuentas.

Tritura los documentos importantes. Los ladrones de identidad que buscan en la basura o acceden a tu buzón de correo pueden suponer una amenaza aún mayor que el robo en línea.

Lleva encima solo lo que necesitas. Se ha estimado que el 14% de los robos de identidad provienen del robo de carteras, talonarios de cheques y tarjetas de crédito. Esta es una buena razón para que dejes las tarjetas que no utilizas a menudo guardadas en un lugar seguro en casa, así como tu documentación original. Una opción más segura es llevar en tu cartera una copia certificada de tus documentos.

2. Utiliza formas de pago seguras siempre que sea posible


Sé prudente al usar los cheques. Cuando se utilizan con precaución, los cheques pueden ser totalmente seguros. Pero ten en cuenta que, cuando le entregas un cheque a un extraño, también le estás proporcionando el nombre de tu banco, tu número de cuenta y tu firma.


Los pagos en línea son más seguros. Los sistemas de pago en línea como PayPal hacen que las transacciones sean lo más seguras posible. Otra ventaja es que la persona o empresa a quien le compres no podrá ver los números de tus tarjetas.

3. Cierra la sesión cuando hayas finalizado


Si no haces clic en el vínculopor ti mismo, PayPal cerrará automáticamente la sesión después de 10 a 15 minutos de inactividad. Dejar abierta la sesión en una computadora compartida o pública podría permitir que alguien acceda a tu cuenta después de que te vayas.


Por eso es importante que cierres la sesión de tu cuenta PayPal cada vez que termines de usarla. Hay un vínculo para cerrar la sesión en la parte superior de cada página.


4. Mantén tu computadora protegida

Mantén tu computadora y dispositivos móviles protegidos. Consulta los Consejos de seguridad del sistema para más obtener más sugerencias.

5. Mantente siempre alerta

Reporta los movimientos sospechosos de inmediato. Si identificas algo fuera de lo común, desde phishing o sitios web falsos hasta movimientos no autorizados en tu cuenta, repórtalo de inmediato.

Revisa tus cuentas con frecuencia. Inicia sesión en tu cuenta PayPal y revisa tus tarjetas de crédito y cuentas bancarias de forma periódica para detectar transacciones desconocidas. De este modo, podrás detectar algún movimiento inusual antes de que sea demasiado tarde.