8 formas de fomentar tu estrategia en las redes sociales

Jul 10 2019 | PayPal editorial staff

Las redes sociales, si se usan correctamente, pueden ser un buen activo para tu organización, ya sea comercial o sin fines de lucro, heredada o iniciada por ti, la capacidad de conectar tu organización con seguidores puede crear lealtades y fortalecer las relaciones con tus clientes. 
Y como cualquier otra herramienta, debe ser usada debidamente para maximizar tu desempeño. A continuación veremos ocho formas clave en las que las organizaciones con éxito aplican los planes de las redes sociales para obtener mejores resultados y beneficios.

redes sociales

 
1. Crea tu estrategia.
Hay tres razones por las cuales no debes comenzar a usar plataformas de redes sociales sin un plan:
  • Primero: el consejo de los padres de pensar antes de hablar definitivamente tiene validez en las redes sociales. Lo que digas en el ciberespacio puede y, de hecho, tendrá efecto por largo tiempo. Conlleva gran esfuerzo construir buenas relaciones, pero solo unas pocas palabras mal escogidas para dañarlas irreparablemente.
  • Segundo: necesitas conocer cuál será tu mensaje principal. Si ya tienes una estrategia de mercadeo y publicidad en marcha, no querrás interferir con ella y comenzar con un mensaje totalmente diferente. El mensaje más fuerte es el que está coordinado.
  • Tercero: es muy importante reconocer que como en casi toda la tecnología, las herramientas cambiarán, y a menudo muy rápido, así que prepárate para ser eje de ese cambio cuando sea necesario. Es fundamental evaluar (y periódicamente reevaluar) dónde se encuentran tus clientes, y luego diseñar un plan para llevar mensajes a esas plataformas. Si esta resulta ser únicamente Twitter, bien. Pero necesitas iniciar conversaciones con tus clientes en cualquier sitio que ellos usen.

2. Encuentra tu audiencia.

Es el problema de siempre para los dueños de negocios, pues para vender a los clientes, primero necesitas encontrarlos. Para localizarlos en internet, observa la demografía de tus clientes y entonces considera (o investiga) en cuál plataforma social es más probable que estén. Simplemente preguntarles qué plataformas sociales usan, es una buena forma de descubrirlas.

También debes ser proactivo, anuncia en tu página web y/o establecimiento que estás en redes sociales listo para ser seguido. Si tienes acceso a las direcciones de correo electrónico de tus clientes, puedes enviarles un mensaje invitándolos a seguirte. Los anuncios pagados en las redes sociales son otra forma de lograrlo. Estos permiten apuntar a ciertos grupos demográficos con publicaciones específicas y a menudo son muy eficaces en conseguir seguidores.

3. Únete a conversaciones.

Al principio te verás tentado únicamente a promocionar tu organización, tu producto, tu gente o tu marca. Ese es un comienzo común, pero tus seguidores pueden perder el interés rápidamente.
Las redes sociales son acerca de mantener una conversación bilateral, así que prepárate para implicarte con tu audiencia, tal y como lo harías si fueran clientes en tu tienda.
Cuando hagas esto, aprovecharás una de las ventajas que ofrecen las redes sociales: tendrás una conversación con alguien, pero todos los demás podrán escucharla. Si manejas sabiamente estas conversaciones, la gente comprenderá que tu negocio está interesado en las necesidades de sus clientes.

4. Crea contenido relevante.

Inicia un diálogo con temas de interés para tu audiencia. Esto podría significar compartir contenido de tu propio blog, noticias de la industria o comentarios sobre sucesos actuales.
El próximo paso es prestar atención a lo que está funcionando y lo que no. Muy probablemente te des cuenta de que algunos tipos de publicaciones funcionan mejor en unas plataformas que en otras. La clave está en monitorear las conversaciones, aprender de ellas y hacer ajustes cuando sea necesario. También hay un elemento de fluidez. Puedes planificar el contenido con tiempo, pero también alístate para reaccionar ante lo que está pasando en la cultura popular, en el contexto nacional e internacional. Por ejemplo, si vendes trajes de baño, definitivamente vas a preferir entablar una conversación sobre las vacaciones de Semana Santa, que seguir el guión de una publicación programada que promociona uno de tus blogs.

También puedes escuchar otras conversaciones en tu sector de negocios para inspirarte en lo que vas a compartir. Ver lo que otros comparten puede darte algunas ideas sobre cómo entrar en la conversación. Sin importar el tema, recuerda mantener el equilibrio entre hablar y escuchar. La gente quiere aprender de ti y escucharte, pero también esperan ser escuchados cuando tengan algo que decir.

5. Encuentra las herramientas adecuadas.

Existen muchas buenas herramientas disponibles para ayudarte a obtener más de tus cuentas en las redes sociales. Las plataformas pueden ayudarte a manejar múltiples cuentas, programar tweets, monitorear interacciones, y más.
También hay varias herramientas de comercio social disponibles, que te permiten vender directamente a través de las plataformas de redes sociales. Por ejemplo, puedes conectar el botón Twitter’s Buy Now con una plataforma como Shopify para vender tus productos mediante un tweet. Pinterest tiene Buyable Pins (Pines comprables), y los anuncios pagados de Instagram pueden presentar botones de acción orientada, como Comprar Ahora o Instalar Ahora.  Si optas por vender a través de tus cuentas sociales, asegúrate de tener en cuenta la seguridad y escoge un procesador de pago en el que sepas que puedes confiar.
Por último, también necesitas pensar en cómo cualquier herramienta que uses encaja en tu plan general para las redes sociales. ¿Te ayudarán a incrementar participación y a conducir tu negocio? Si la respuesta es sí, probablemente valga la pena dedicar tiempo, esfuerzo y dinero a ponerlos en práctica.

6. Provoca participación.

Producir tu propio contenido es magnífico, pero ¿qué tal si puedes ir más allá y alentar a los clientes a contribuir con contenido nuevo y original? El contenido social generado por los usuarios tiene un efecto de bola de nieve, en el que otras conexiones de los participantes pueden ver tu actividad y se difunde la conversación aún más.
Hay muchas formas de alentar a los clientes para que contribuyan con contenido a tus canales sociales. Puedes usar encuestas, imágenes y vídeos para involucrar a la audiencia en la conversación, o simplemente pedirles que participen. ¿Tratas de elegir un nuevo sabor de helado? Pregunta a tus clientes qué piensan. Otra idea es configurar un concurso donde tus seguidores sociales compartan una imagen o publicación, añadan un comentario, etc.

7. Escucha a tus clientes.

Una vez que comiences a generar conversaciones, escucha y mantente involucrado. Si preguntas algo y obtienes respuestas, reconócelas y trabaja teniéndolas en cuenta. De igual forma, necesitas escuchar cuando se trata de otro uso común de las redes sociales: el servicio al cliente.
Los clientes con frecuencia recurren a las redes sociales para manifestar sus inquietudes y ventilar sus quejas. Es inteligente prestar atención a este tipo de actividad.
Necesitas estar listo para monitorear las redes sociales en lo relativo a este tipo de preguntas, y responderlas de la manera más rápida y completa posible. Si ya cuentas con un equipo dedicado de atención al cliente, definitivamente debes destinar recursos al monitoreo de los canales de las redes sociales y a dar respuestas a las inquietudes.

8. Mide tus resultados.

Partiendo desde los “Me Gusta” de los seguidores, hay algunas métricas en las redes sociales que puedes comenzar a rastrear de inmediato. Algunos de los análisis más eficaces pueden salir de tu página web. Herramientas como Google Analytics pueden ayudarte a evaluar si tu estrategia en las redes sociales está reportando tráfico a tu sitio, una vez que los usuarios se convierten en compradores.
Aún si no vendes productos ni servicios en la web, puedes analizar el tráfico de entrada a tu negocio, monitoreando si más personas te están contactando o convirtiéndose en compradores. Recuerda que acumular datos solamente no es suficiente. Tienes que aplicar esa información a la medición de logros de metas específicas en las redes sociales.
Medir el verdadero impacto de tu actividad de marketing en las redes sociales no va a ser solo cuestión de rastrear una o dos estadísticas y considerarlo hecho. Necesitarás compilar varios conjuntos de datos y usarlos en combinación para determinar las intenciones de tu audiencia y cómo puedes tanto potenciar la conversación como alcanzar las metas de tu negocio.
En resumen, cultivar un seguimiento en las redes sociales, involucrarse y medir, es un ciclo constante. Cuando pongas la debida atención a cada parte, tu negocio tendrá beneficios.  
Los contenidos de este sitio se ofrecen para fines únicamente informativos. Antes de tomar cualquier decisión de negocios, usted siempre deberá conseguir asesoramiento legal, financiero y de contabilidad, individual y profesional.