¿Cuál es la diferencia entre una controversia y una reclamación?

¿Qué es una controversia?

El comprador puede presentar una controversia en el Centro de resoluciones en un plazo de 180 días después de la fecha de la compra si el artículo del pedido no llega o si es distinto al descrito en la descripción del artículo provista por el vendedor. El comprador podrá comunicarse con el vendedor respecto al problema en un panel de mensajes dentro del caso. Por ejemplo, el comprador puede solicitar un reembolso, devolver el artículo y/o pedir al vendedor que vuelva a enviar el artículo.

Se notificará al vendedor sobre la controversia y éste debe responder a la controversia y resolver el problema de manera activa con el comprador. Si el vendedor emite un reembolso completo en el caso, el caso se cerrará automáticamente. El comprador también puede marcar el caso como resuelto en cualquier momento si considera que el problema se resolvió satisfactoriamente.

En una controversia, PayPal no se involucra ni decide el resultado. Para pedirle a PayPal que interceda, el caso debe escalarse a una reclamación en un plazo de 20 días. 

¿Qué es una reclamación?

Si el comprador y el vendedor no pueden llegar a un acuerdo sobre una controversia, cualquiera de ellos puede escalar la controversia a una reclamación en cualquier momento dentro de los 20 días siguientes a la fecha en que se abrió la controversia. Al escalar una controversia a una reclamación, se le pide a PayPal que investigue el caso y determine un resultado en función de las pruebas enviadas por ambas partes.

Si una controversia no se escala a reclamación en un plazo de 20 días, se cerrará de forma automática.

Obtenga más información acerca de cómo trabajar con PayPal para resolver una reclamación.