Te ayudamos a evitar pedidos fraudulentos.

Aunque nos esforzamos al máximo para evitar el fraude, todas las transacciones electrónicas conllevan ciertos riesgos. Por eso, recomendamos que todos los vendedores adopten un enfoque preventivo.

Busca las señales de advertencia.

Si algo te parece demasiado bueno para ser verdad, es posible que tengas razón. Aunque ninguna de estas señales de advertencia signifique necesariamente que un pedido sea fraudulento, es importante prestar atención a lo siguiente:

Existen ciertos lugares conocidos por los casos de fraude. Busca en Internet una lista de países con riesgo de fraude elevado.

Comprueba la información del pedido del cliente antes de enviarlo.

El tiempo que debas invertir en la prevención del fraude dependerá del tipo de artículos que vendas, de tus propios clientes y del nivel de riesgo que quieras asumir. Si vendes productos caros y muy demandados, el proceso de prevención y detección de fraudes será, si cabe, más decisivo.

Dirección de envío
Verificar la dirección de envío del cliente
Los defraudadores suelen hacer que los pedidos se envíen a direcciones con las que no se les pueda asociar. Busca señales de alarma, como el envío a transportistas, empresas de mensajería, apartados de correos, hoteles o propiedades deshabitadas. Busca la dirección de envío en Internet.
Estas son algunas de las cosas que debes tener en cuenta:
  • Transportistas
    Los servicios de envío de terceros reenvían el artículo a otra ubicación (por lo general en el extranjero) por una tarifa fija. Para ver adónde se va a enviar el paquete, introduce la dirección de envío en un motor de búsqueda. Si los resultados de la búsqueda muestran el nombre de una empresa de mensajería, ten cuidado.
  • Empresas de mensajería o apartados de correos
    A los defraudadores les gusta el anonimato que ofrecen las empresas de mensajería y los apartados de correos. Sin embargo, hay muchos motivos legítimos para utilizar una empresa de mensajería o apartados de correos. Ten cuidado: los envíos a apartados de correos y empresas de mensajería pueden suponer mayor riesgo que el envío a domicilios particulares.
  • Mulas de dinero
    Los defraudadores pagan a la gente en ocasiones por recibir pedidos en sus direcciones. La mula recibe el paquete y lo reenvía a la dirección del defraudador. Ten cuidado si hay varios pedidos de clientes diferentes con la misma dirección de envío.
  • Propiedades deshabitadas
    Para identificar propiedades deshabitadas, introduce la dirección de envío en un motor de búsqueda. Si está incluida actualmente en una lista de propiedades en venta o en alquiler, podría estar deshabitada.
Número de teléfono
Verificar el número de teléfono
Utiliza una búsqueda inversa de números de teléfono o proveedores de datos para verificar el nombre y dirección del cliente. También puedes llamar al número de teléfono del cliente. No confíes en el identificador de llamadas, ya que los clientes pueden utilizar servicios de suplantación para ocultar su número real. Las guías inversas de números de teléfono también están disponibles en Internet.
Pedidos de alto riesgo
Retrasar el envío de pedidos de alto riesgo
Por lo general, los titulares de las cuentas suelen informar de las transacciones fraudulentas muy rápidamente. Si fuera posible, retrasa entre 24 y 48 horas el envío a clientes que realicen pedidos inusualmente grandes o que compren artículos caros y muy solicitados, especialmente en el caso de pedidos internacionales. No realices envíos de un día para otro a menos que tengas la seguridad de que el pedido es legítimo.
Comunicación con el cliente
Contactar con el cliente para confirmar la información del pedido
Si el pedido te parece sospechoso, ponte en contacto con el cliente por teléfono o por correo electrónico. Haz unas cuantas preguntas para contrastar los datos. Si el número de teléfono está desconectado o el correo electrónico se devuelve, actúa con precaución.

Recuerda:

Eres el responsable de las pérdidas por fraude que no estén cubiertas por la Protección del vendedor. Nadie conoce tu empresa tan bien como tú: sabes quiénes son tus mejores clientes y sus patrones de compra. Ningún procesador de pagos sabrá tanto como tú, por lo que tu participación es esencial.

Descarga nuestra guía

Descargar

Consulta nuestras otras guías para ayudarte a administrar tu empresa.

Cómo evitar disputas, reclamaciones y devoluciones de cargos

Más información

Resolución de disputas, reclamaciones y devoluciones de cargos

Más información

Las cookies nos ayudan a personalizar PayPal especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web. Pero tú estás al mando. Puedes administrar las cookies en cualquier momento.